THUNUPA, EL KRISTO ROJO DE ACUARIO

ARKAOM ZANONI PHIDLUZ, V.M.K. EL TAWA MANÚ

CAPÍTULO 1

LOS SIGNOS DEL GRAN PACHAKUTI

3.- Pueblo enfermo, antesala de Nueva Progenie

El escritor boliviano, Alcides Arguedas, haciendo un estudio sociológico de lo que es el pueblo de Bolivia y que a través de los siglos después de su caída y pérdida de valores iniciáticos, se encuentra violado, derrotado, humillado, en condiciones de miseria, explotación, ignorancia y enfermedad, viviendo en su gran mayoría bajo la inclemencia del riguroso gélido clima altiplánico, casi a la intemperie y en condiciones verdaderamente infrahumanas, estaría enmarcando y señalando a una nación que no sería solamente la referida, sino más bien toda la humanidad, y en base a la experiencia vivida en suelo propio por este acertado como visionario escritor, nos ha dado, tal vez sin proponérselo, la pauta para establecer que esta sociedad degenerada, resultante de la decadencia de los Pueblos Solares que existieron en el mundo, y específicamente en América con los Grandes Imperios del Taowantinsuyo y Tenochtitlán,soportan como consecuencia karmática y de rígida Katancia el estado de miseria en que se abate.

 

Con amplio espíritu crítico, acremente lamenta este autor el que nuestros pueblos se encuentren enfermos, e internándose con el bisturí de su investigación filosófica y más todavía con las herramientas de su gran formación sociológica, sin negar una realidad insoslayable, nos trasluce a través de su hábil como valiente pluma, el interior lacerante de nuestros órganos sociales, con toda su decadencia y enfermedad psicológica endémica, siendo la causa principal del atraso del país boliviano y por extensión de toda la humanidad, y sin embargo por la vívida experiencia, esta situación se convierte más bien en el "leit motiv" que como acicate impulsa a una humanidad revolucionaria para ingresar triunfalmente en la antesala de una gran transformación social, no sólo operable en América, sino en el mundo entero.

 

Es por esta razón que el mencionado escritor, mal interpretado por los mismos congéneres que practican la política del avestruz, pretendiendo ignorar sus propias flaquezas, se estimula ante las maledicencias que le sobrevienen por atreverse a desnudar sin hipocresías el estado catastrófico del pueblo, y escribe la parte contestataria de "Pueblo Enfermo" con su formidable obra "Raza de Bronce" donde precisamente hace conocer premonitoriamente que a partir de la raza redimida adviene la etnia cobriza, siendo el resultado de la fusión de todas las demás que ya han existido, y en base a los genes menos contaminados psíquica y orgánicamente, a pesar del atraso evidente en lo cultural, están siendo justamente el punto de partida para el despertar de una nueva Progenie, toda vez que mediante una alimentación adecuada están paulatinamente eliminando las taras forjadas a través de los siglos como consecuencia de los trastornos iniciáticos y la posterior secular aculturación; de este modo apelará a factores de índole telúrico cósmicas cuya potencialidad hidrogénica dispuesta en la extensa geografía de Uraam es maravillosa, con posibilidades y capacidad para forjar el nacimiento de las próximas Razas de Koradi y de Bronce o Dorada, a las cuales me referiré en capítulos más adelante, cuando toque específicamente este tema.

 

No quiero dejar pasar la oportunidad al referirme a la obra primera de Arguedas, para decir que la descripción sociológica del autor respecto al pueblo enfermo que encarna la humanidad, es el símbolo oprobioso del estigma milenario que viven la mayoría de los pueblos que han sido impulsivamente marginados tanto de civilización como de progreso por los ocultos sistemas que mantienen un anacrónico imperio mundial, sometiendo sin la menor caridad Krística y con sofismas bursátiles y fiduciarios al grueso de la humanidad, por no decir toda, cometiendo brutales excesos, robos descarados, atropellos, enajenación cultural, prostitución, hambre,miseria, que sin embargo y sin tratar de justificarlos, son consecuencias karmáticas. 

 

El desarrollo de capacidades internas en varios Seres a través de los tiempos, e independientemente de raza, nacionalidad, cultura o credo, permanentemente se ha presentado en beneficio de quienes busquen romper las cadenas de la desinformación manipulada, y ha estado brindando en forma visionaria, a manera de Iniciados no develados, pero fluyendo en ellos la intuición de una gran vocación interna, los cánones que hacen posible el desciframiento de las más insospechadas Claves, mismas que están conduciendo gradualmente al despertar de una Genética Superior entre los acuciosos y valientes Varonas de esta Humanidad.

 

Esta es la razón por la cual existen personajes iluminados que con buen tino entregan el Mensaje conducente a la Regeneración humana, preconizando a través de los tiempos Claves Herméticas o Símbolos cifrados que aparecen sutil como inadvertidamente en la Literatura que se convierte en clásica, así por ejemplo "La Raza Cósmica" de José Vasconcelos; "El HidalgoCaballero Don Quijote de la Mancha y su Escudero Sancho Panza" de Miguel de Cervantes Saavedra, y para referirme a bolivianos además de Arguedas, a la súper científica como reveladora obra "Lengua de Adán" esto es, sus mínimos fragmentos que han sido apenas rescatados del olvido y desinterés nacionales, y de la cual es autor Emeterio Villamil de Rada, cuya genialidad filológica ni por asomo ha sido alcanzada por ningún otro investigador lingüístico a nivel mundial, dando a conocer lo que en su tiempo y aún ahora, casi dos siglos después, constituye el meollo para descubrir el origen del hombre que no es otro que el Verbo, la Palabra, Dios mismo; sólo que ahora por la lengua deformada, el animal intelectual se ha idiotizado al máximo posible; luego tenemos la enjundiosa épica de Franz Tamayo, nunca estudiada menos aún comprendida en un medio donde la investigación es mínima, y la lectura es peor, no obstante ser "La Boliviada" una inconfundible como inmortal Profecía; asi mismo también es imprescindible referirse a su discípulo rebelde Fernando Díez de Medina, quien consu "Teogonía Andina" que recomiendo sobremanera a quienes sepan buscar, nos descubre una poética intuición, deslumbrando con su capacidad de trascendente meditación, y así, pretendiendo ser solamente el buscador, y tal vez desconociendo la ontología idiomática del Verbo Original, se convirtió con pleno derecho íntimo en "NAYJAMA" o "NIMUENDÁ JÚ", esto es, EL QUE ES, siendo éste el máximo alcance del Espíritu en la materia, cuando se sabe bucear en el Océano de la Vida para transmutar lo Humano en Divino, tal como ocurre en toda Aurora Genesíaca.

 

Si así me he referido a algunas obras de las muchísimas existentes y que forman parte del tesoro constituido por las Joyas Literarias, qué de primores no podría emitir en conceptos respecto a la misión extraordinaria y trascendental de todas las demás Bellas Artes y descubrir cuántos enigmas han sido revelados en forma abreviada, por ejemplo en pinceladas de Miguel Ángel, Rembrandt o Rafael; en las sinfonías de Mozart, Beethoven o Wagner; con el cincel de Fidias o Praxíteles, o en las tramas del Teatro de Homero, y a pesar que son aún más los célebres que con su talento han guiado como verdaderos faros a la humanidad y cuya sola reminiscencia podría llenar páginas incontables, todavía constituyen una vasta cantidad los anónimos que empleando la más elemental Filosofía de la vida, han iluminado con el sano ejemplo de su cotidiana existencia a los reales aspirantes del Sendero.

 

Sin tener que recurrir a la activa memoria cósmica almacenada en mi interior merced a una singular funcionalidad del cerebelo, donde yacen muchos interesantes recuerdos y experiencias que son la fuente de inéditas informaciones enriquecedoras de mis pensamientos, y hablando sólo del transcurso de mi actual encarnación, he conocido tantos sublimes Seres que habiendo pasado apenas algunos meses por escuelas elementales, y sin embargo de tan fugaz preparación, cuentan con una excepcional capacidad para resolver intrincados problemas de logística o matemáticas, llegando incluso a curar difíciles enfermedades, que sin dicho concursono tendrían solución, y como digo, operando en forma simple, espontánea y natural.

 

Todos estos maravillosos Seres con su precepto, pero aún más con su ejemplo, han sido portadores de Mensajes sublimes para que esta raza de Caín o caída que es el mismo pueblo judío, y que es casi toda la humanidad, tenga que sobreponerse al sancho panchismo, desarrollando en cada uno de Nos el aparentemente fantasioso, utópico e imposible Quijotismo, pues se encuentra más bien dentro de las más reales posibilidades abiertas felizmente al Hombre, si es que en verdad sabe amar a Dulcinea (La Virgen Madre Interior, la Divina Pachamama Íntima), montar y dominar a Rocinante (La mente diabólica, el deseo lujurioso, la infrasexualidad),"desfaciendo" Espada en vilo, los escabrosos entuertos representados por enormes molinos de viento (Los defectos psicológicos, el ego, el mí mismo, las aberraciones infradimensionales). Aquí hay Sabiduría de los Tiempos, para quienes acuciosa, serena y pacientemente sepan escudriñar entre líneas, su intrínseco y trascendental Mensaje.